Represión ilegal en barrio Toba: el accionar de la Defensa Pública

Violencia institucional 03/04/2017 · 19:20
represion-ilegal-en-barrio-toba-el-accionar-de-la-defensa-publica-115

En relación a la represión policial del día de ayer, domingo 2 de abril, en el barrio Toba, ubicado en la zona Sudoeste de la ciudad de Rosario, el Ministerio Público de la Defensa de la Provincia de Santa Fe informa acerca de su intervención activa y permanente en pos de denunciar el ilegítimo, ilícito y arbitrario accionar de los efectivos del Comando Radioeléctrico perteneciente a la Policía de la Provincia de Santa Fe en otro grave hecho de violencia institucional que motiva preocupación por parte de esta Defensa Pública.

La Defensora Pública Adjunta en turno, Dra. Laura Maenza, tomó conocimiento acerca del hecho alrededor del mediodía de ayer a partir de un aviso realizado por otro integrante de este Ministerio Público de la Defensa quien alertó sobre un procedimiento policial con represión ocurrido en el barrio Toba de la ciudad de Rosario y especialmente contra la comunidad Quom que habita en dicho territorio.

Rápidamente, la Defensora Pública se comunicó con el Fiscal del Ministerio Público de la Acusación en turno, Dr. Gustavo Ponce Asahad quien le confirmó que se había efectuado un procedimiento por parte del Comando Radioeléctrico en barrio Toba, resultando 16 personas detenidas -dos de ellas adolescentes- que fueron derivadas a la Comisaría 19° de Rosario. A su turno, Maenza se contactó con el superior de la seccional, solicitando información acerca del estado de situación de los detenidos.

Alrededor de las 13.15, la Defensa Pública se hizo presente en la Comisaría 19°. En este punto, Maenza constató que se encontraban las 14 personas -doce varones y dos mujeres- detenidas en módulos transitorios. Diez de los varones permanecían en una celda, mientras que otros cuatro estaban alojados en otra. En tanto, las dos mujeres se encontraban en un espacio contiguo. Al arribar a la seccional los adolescentes ya habían sido liberados. 

La Defensora Pública se entrevistó con cada una de las personas detenidas. A pedido suyo, solicitó que todos ellos sean examinados por un médico del SIES porque observó lesiones visibles y a los fines de que les sean realizadas las curaciones pertinentes. En este sentido, Maenza refirió que constató fracturas, golpes y cortes en los varones. Mientras que sobre las mujeres, las observó muy doloridas, una de ellas tenía un fuerte traumatismo de cráneo.

Dadas las inconsistencias manifiestas en el informe inicial del médico policial -quien dijo no haber visto personas lastimadas- y la realidad mostrada y constatada por personal del SIES de las heridas visibles en las víctimas de violencia policial, el Fiscal ordenó que se le inicie una causa penal a este por los eventuales delitos de encubrimiento, falsedad ideológica de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

A las 16.45 la Defensora se retiró de la comisaría y se dirigió a la sede del Ministerio Público de la Acusación lugar donde declararon testigos del accionar ilegal por parte del CRE ante personal de Asuntos Internos convocados especialmente por la Fiscalía. Allí, se encontraban presentes referentes de la Cooperativa Los Tobas; Cooperativa La Roca; la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, el Concejo de Participación Indígena de la Nación, el Foro de Derechos Humanos del Colegio de Psicológos de la 2da. Circunscripción, el Insituto de Derechos Humanos; el Subsecretario de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Ramón Aquiles Verón; la Directora de Pueblos Originarios de la Municipalidad de Rosario, Marcela Isabel Valdata;  por la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional y asesora del Concejal Eduado Toniolli, Alejandra Fedele; y la Diputada Nacional Josefina González. Todos ellos presenciaron las declaraciones de los testigos.

De este modo, con el permanente control de la Defensora Pública, los testigos relataron que la agresión policial empezó alrededor de las 8hs luego de una requisa sin justificación alguna realizada contra jóvenes del barrio por parte del CRE. Vecinos del barrio reprocharon el accionar policial, que respondió iniciando detonaciones con armas de fuego a la vez que solicitaba refuerzos. En ese momento, según relatos de los testigos, los policías comenzaron a ingresar a los domicilios, insultando y golpeando a los masculinos que se encontraban allí presentes con la excusa de estar buscando cuchillos. Al no encontrar armas de fuego, secuestraron utensillos de cocina a los fines de que puedan figurar como armas blanca para amedrentar a los policías. Vale resaltar que del operativo participaron alrededor de cuarenta policías y veinte móviles.

Una de las referentes barriales relató que, cuando comenzó el procedimiento ella se acercó hacia los policías, quienes le realizaron improperios, la denigraron y la reprendieron disparando con arma de fuego sobre su cabeza.  La mujer también relató que la policía informó sobre la detención de un joven. Ese mismo chico jamás fue llevado a la comisaría sino que apareció tiempo después caminando por el barrio Toba con su cara ensangrentada. En el Hospital Carrasco, donde le realizaron las primeras curaciones, constataron que tenía el hombro dislocado y tuvieron que aplicarle suero. Luego de ello fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (HECA).

No obstante, hay que señalar que existen graves inconsistencias en la redacción del acta de procedimiento elaborada por personal del CRE en dependencias de la Comisaría 19° que no condice con el verdadero accionar policial reflejado en los dichos de los testigos. Al mismo tiempo, es dable manifestar que las personas fueron detenidas a las 8.10 y que arribaron aproximadamente a las 9hs a la seccional siendo que esta está a escasas 15 cuadras del lugar donde sucedió el hecho. Es decir, hubo casi una hora donde no se tuvo noticias ni información acerca del estado de situación en que se hallaban los detenidos. El acta, también refleja que dos de las personas fueron detenidas por portación de arma de fuego y que las restantes lo fueron por resistencia a la autoridad, sin existir un delito previo que amerite la detención por ese tipo penal para estos casos. Además dicho documento público debió ser entregado al representante del Ministerio Público de la Acusación a las 17hs, momento en que comenzaban a declarar los testigos. Sin embargo, los mismos fueron dados recién a las 19.30, dos horas y media después de solicitados y a casi doce horas de iniciado el procedimiento. Asimismo, una persona del barrio registró un video con su celular del operativo policial que fue entregado como prueba al Fiscal. Los archivos fueron extraídos mediante un perito informático, realizándose un acta y siendo luego grabados en un CD con copia en poder de la Defensa Pública.

Como corolario de esta grave situación, todas las personas detenidas fueron liberadas alrededor de las 22hs del día de ayer. Sin embargo, se les inició una causa penal a la espera de la decisión del Fiscal sobre si los imputará por un delito de acción pública o archivará las actuaciones policiales.  De todos modos vale destacar que ninguna de ellas tiene actualmente antecedentes penales.

Desde el primer momento de la comunicación, la Defensa Pública se puso a disposición de las familias afectadas por el despliegue y accionar policial y asistió de modo permanente y continuo a todas las personas detenidas por este hecho como así también presenció todos los testimonios producidos ayer hasta largas horas de la noche. Al día de hoy, lunes 3 de abril, el Ministerio Público de la Defensa, a través de la  asistente de la Oficina de apoyo a defendidos víctimas de violencia institucional, Dra. Analía Abreu. continúa presenciando las declaraciones de los testigos en la sede del Ministerio Público de la Acusación.

Este Ministerio Público de la Defensa tiene como objetivo pleno la defensa irrestricta de los derechos humanos de todas las personas. El accionar ilegítimo e ilegal por parte de personal de la fuerza policial de la Provincia de Santa Fe debe ser denunciado por las autoridades públicas. Además es condición necesaria acompañar a las víctimas en todo momento para que sus derechos no sean conculcados ni vulnerados tal como ocurrió el día de ayer en el barrio Toba de la ciudad de Rosario.